V. Quintana: Aperitivos de año nuevo

  1. LA CORRUPCION HIZO LOS DISPAROS EN EL CERESO No.3.

Por Víctor Quintana S.

El Neto el Chueco tuvieron un feliz día de año nuevo.El primero, líder de la temida banda de los Mexicles, porque pudo escapar del CeReSo de Ciudad Juárez, gracias a un motín que costó 17 vidas y les permitió huir a él y a otros 29 reclusos.  El Chueco, presunto autor material e intelectual del asesinato de dos sacerdotes jesuitas y un guía de turistas en Cerocahui, en junio pasado, porque no ha podido ser aprehendido por más declaraciones que esgrima la Fiscalía General del Estado. Mientras tanto, los responsables de la seguridad ciudadana del estado andaban de vacaciones, o en etílicas comidas de Año Nuevo.

La estrategia de seguridad del Gobierno del Estado o no existe o es muy errada. Luego del jueves negro, este domingo fue un primero de enero negro.  La corrupción facilito la entrada de armas al penal, así como de drogas,  licores caros y un millón 700 mil  pesos en efectivo encontrados en la celda del Neto y otras celdas VIP.  Podríamos parafrasear aquello de” Mal comienza la semana quien es ahorcado el lunes” por la de “Mal comienza el año nuevo a quien se le matan policías y escapan presos el  1 Y 2 de enero”.

La ciudadanía está cansada de declaraciones tan enfáticas como ineficaces de las autoridades. Ellas ponen los dichos y los criminales, los desechos. ¿Cuántas más celdas VIP habrá en Chihuahua? ¿Quién controla de facto los penales del estado? No bastan curaciones, son necesarias las cirugías mayores.

2. ESPERANZAS A LA IZQUIERDA, FRACASOS A LA DERECHA

Tres buenas noticias para comenzar el año en Nuestramérica: la oposición venezolana acabó con el gobierno formado por ella misma, encabezado por Juan Guaidó. Ingresó a prisión el líder golpista boliviano Luis Fernando Camacho, acusado de terrorismo. Y en Brasil tomó posesión de la presidencia, Lula luego de que Bolsonaro dejara entre lágrimas el país y la presidencia. La estrategia de los golpes duros, como el de Bolivia, o la de los golpes “blandos”, a través del Lawfare (uso abusivo del Derecho) no le ha funcionado a la derecha en América Latina.

En contraste con el ascenso de las derechas y extremas derechas en el Viejo Continente, en América Latina se consolidan las diversas izquierdas en los gobiernos. Es indudable que, aun con sus limitaciones, la gente prefiere a los gobiernos que desmantelan el neoliberalismo en nuestras tierras.

3. SAMALAYUCA: PATRIMONIO NUESTRO EN PELIGRO

Poca gente habrá que valore tanto su pedazo de desierto como la de Juárez. Por eso desde hace años emergió en la frontera un movimiento social para pedir no se autorice la apertura de una mina de cobre a cielo abierto en Samalayuca. Para variar, quien pide la autorización es una compañía minera de Canadá, país que por desgracia es de los principales en el capitalismo extractivista.

La gallarda oposición de ciudadanas y ciudadanos de Juárez y de investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) le ha exigido a éste que no se autorice dicha mina. Las razones: lesionaría el enorme patrimonio arqueológico de ese sitio, que consiste en numerosos petroglifos y grabados de diversas culturas. Además, el ecosistema desértico, las imponentes montañas que enmarcan las dudas y una biodiversidad única. Como parece que la Dirección de Salvamento Arqueológico del INAH está mostrando debilidad ante la minera, se hace necesario apoyar a los colectivos que defienden Samalayuca. Las mineras han sacado mucho de Chihuahua y no nos han dejado más que socavones. Ahora hasta a la memoria quieren hacerle agujeros.

4. EL CAMBIO CLIMATICO NOS ALCANZÓ Y NOS REBASA

La Organización Meteorológica Mundial, nos dice que en 2022, los desastres relacionados con el tiempo, el agua y el clima, como las inundaciones extremas, el calor y la sequía, secobraron numerosas vidas, afectaron a millones de personas y costaron miles de millones de dólares, haciendo patente el rápido avance del cambio climático inducido por la actividad humana. El organismo explicó que, además de los gases de efecto invernadero, el nivel del mar, el contenido de calor y la acidificación del océano también registran máximos históricos.

La tasa de aumento del nivel del mar se ha duplicado desde 1993, aumentando casi 10mm desde enero de 2020. Sólo los últimos dos años y medio representan el 10% del aumento general desde que comenzaron las mediciones satelitales hace casi 30 años. Además, los polos y las cordilleras como los Alpes están padeciendo procesos de derretimiento de glaciares y capas de hielo nunca vistos.

La ONU insiste en la urgencia de actuar ante el cambio climático antes de que sea demasiado tarde. Si los gobiernos no acusan recibo de estos alarmantes datos y no promueven acciones en consecuencia, debemos hacerlo como sociedad y como ciudadanas y ciudadanos del planeta: cambiar nuestros patrones de consumo, de transporte y de exigencia a las autoridades. Buen propósito de 2023 para evaluar dentro de un año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *