Press "Enter" to skip to content

Acribillado a balazos Rubén Pat, el séptimo periodista en lo que va de año en México

Por El País

En la madrugada de este martes ha sido asesinado a balazos un periodista. El séptimo en lo que va de año en México. Rubén Pat, director del semanario Playa News, fue acribillado a tiros —al menos seis— en la puerta de un bar en el centro de Playa del Carmen. La joya de la corona del Caribe mexicano, destino turístico por excelencia en el país, se vuelve a teñir de sangre solo 26 días después de que asesinaran a otro compañero, José Guadalupe Chan Dzib, que trabajaba en el mismo medio que Pat.

Las autoridades de Quintana Roo —entidad a la que pertenece Playa del Carmen— y del municipio han asegurado que harán todo lo posible para que “se lleven a cabo las investigaciones pertinentes y llegar hasta las últimas consecuencias”. Una frase que se repite con cada asesinato a un reportero, con cada feminicidio, con cada candidato a una alcaldía municipal, con cada secuestro. No hay ni un detenido. Y la mayoría de las veces nunca se llega hasta las últimas consecuencias. Muy pocos, alrededor de un 10% de los casos, recibe una sentencia condenatoria, según las cifras oficiales.

Pat había denunciado amenazas el año pasado, después de una investigación en la que estaban vinculados funcionarios públicos con el crimen organizado. El 25 de junio de 2017, el periodista fue detenido y torturado por policías municipales, según informó la organización más importante de defensa de los derechos de los periodistas, Artículo 19. “Me detuvieron, me esposaron y subieron a la batea boca abajo, me taparon la cara con mi playera”, dijo el periodista en su denuncia a la ONG. Regresaba de una fiesta con otros compañeros de profesión. Eran las 1:30 de la madrugada. La patrulla circuló durante aproximadamente 40 minutos. En el trayecto, los policías lo golpearon y amenazaron, según su testimonio: “Esto es sólo el principio, si no le bajas a tus notas contra el jefe”, recordó que le dijeron.

Semanas previas a aquella detención arbitraria, Pat había publicado en su semanario una información sobre una “narcomanta” en la que se mencionaba que el director de la policía municipal preventiva, Joaquín Morales Hernández, protegía a un grupo de la delincuencia organizada. En la denuncia que interpuso advirtió de que otros compañeros de profesión estaban en riesgo y que las agresiones venían por parte de los propios policías municipales.

Un reportero del mismo semanario, José Guadalupe Chan Dzib, compañero de Pat, fue asesinado a tiros el pasado 29 de junio también en Quintana Roo, en el municipio de Felipe Carrillo Puerto. Pat denunció entonces que el periodista también había recibido amenazas en 2017 y que había solicitado sin éxito la protección de las autoridades. Chan Dzib era un reportero de sucesos que colaboraba en varios medios digitales de la península de Yucatán, entre ellos el portal Playa News y El Tábano, especializado en información policiaca. Como periodista local, había escrito sobre la violenta campaña electoral que dejó más de 130 políticos asesinados. Una de sus últimas notas fue sobre el homicidio de un militante del PRI en un pueblo vecino, Daniel Dzib Canul.

En 2017 mataron a 12 periodistas y en lo que va de este año ya han muerto siete más. La violencia contra los reporteros supone uno asesinado al mes. Según Artículo 19 en México, el terror no siempre procede de los miembros del crimen organizado. Sus cifras registran que, de las 1.986 agresiones a reporteros desde 2012 hasta este año, el 48% provenían directamente de funcionarios públicos. La directora de la oficina de México, Ana Cristina Ruelas, señaló en una entrevista a este diario que “hoy por hoy la mayoria de delitos cometidos contra periodistas permanecen impunes, no solo por falta de sentencias, sino porque también las investigaciones se cierran cuando identifican a los autores materiales y no llegan a la verdad de los hechos. Así por lo menos sus compañeros sabrían a qué atenerse”.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

"Oserí", es una palabra en idioma rarámuri que significa: Escrito. ------Chihuahua, México -2018
Perspectivas: