Press "Enter" to skip to content

Infonavit: una larga historia de abusos

Por Lourdes Díaz López

—Luego del primer informe de gobierno del presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, podemos afirmar que desde lo oficial, se acepta al INFONAVIT como una institución que ha abusado terriblemente de sus usuarios, y digo usuarios porque decir “beneficiarios” sería una burla, pues dicha institución más que apoyo al crédito para la adquisición de vivienda, ha sido y sigue siendo una institución para abusar de los mexicanos que no tienen los recursos para comprar una casa de contado, es decir, para abusar de la clase media y baja, la clase trabajadora de México.

Se presumió en el informe de gobierno el programa de apoyo a familias con créditos impagables, pero ¿qué implica esto?, admitir que se abusa de los más desfavorecidos desde las instituciones gubernamentales, ese apoyo se trata del programa “responsabilidad compartida” que entre sus requisitos para acceder a él, evidencia el extremadamente doloso diseño que tienen los créditos del INFONAVIT, pues podrán ser beneficiarios exclusivamente aquellos que deban más de lo que se les prestó, y que además,  demuestren que no han dejado de pagar, es decir, para aquellos que  que a pesar de ser clientes responsables y cumplidos, deben más de lo que se les prestó.

El colmo de la vergüenza es que, a pesar de que el Gobierno Federal admite este extremo abuso, lo seguirá haciendo también la actual administración, pues este llamado es para unos pocos, muy pocos de los millones de víctimas de los abusivos créditos del INFONAVIT a la clase trabajadora; de entrada, es solo para mayores de 40 años y además tener más de 15 años bajo el yugo de dicha institución y deber 1.5 veces más de lo que te prestaron.  El resto, deberá seguir dentro de su esquema de crédito impagable.

Un modelo de crédito que se hizo en veces el salario mínimo es uno de los esquemas más claros del abuso, quien firmó contrato cuando el salario era de 52 pesos (2008-2009) en este momento (2019) aunque haya pagado, deberá casi el doble puesto que el salario es de 102.62 pesos (Chihuahua), lo cual significa que aunque sea puntual en sus pagos por esa razón la deuda no avanza ni un milímetro.

Otro de los atropellos es que este tan presumido aumento de salario que ocurrió en el último año del Gobierno Federal actual, del 16.21%, y que no se había “logrado” en los últimos 36 años, a quienes tienen su crédito de vivienda en veces el salario, lo único que hace es perjudicarlos.

La mayoría de la clase trabajadora gana más de un salario mínimo diario, y no porque en el tabulador o Ley diga que se aumentó el 16.21%, los jefes van a subir los salarios, los ingresos se quedan igual porque ya ganaban más de un salario mínimo, y en cambio, las deudas y cuotas de mensualidad para el INFONAVIT esas sí crecen cada año y muy por debajo del nivel del ingreso.

El contrato crediticio con dicha institución, es desde el principio una puerta sin retorno y donde “el cliente” no puede mover ni un renglón de las condiciones. Cuando el INFONAVIT abrió los créditos en veces el salario mínimo en lugar de un crédito en pesos, nadie tuvo opción de elegir otra cosa, fue la necesidad por la vivienda la que hizo firmar el ventajoso y abusivo crédito que para muchos se convertirían en deuda asfixiante, como fue el caso de Sol, la mujer de 35 años, del municipio de Tlajomulco, Jalisco, quien al no aguantar la presión económica decidió suicidarse abriendo la llave del gas y llevarse con ella a sus hijos de 14 y 7 años de edad (nota que se puede leer completa en Excelsior como “La pobreza que mata. Mujer se suicida y se lleva a sus hijos”).

En su carta explicando los motivos del suicidio, habla de su miserable sueldo que no le alcanzaba para sus gastos y del cómo el INFONAVIT le descontaba la mayor parte, porque aunque te diga que no te descontarán más del 30% del ingreso, la realidad es otra.

El Gobierno Federal, tiene una deuda con los ciudadanos responsables, puntuales en sus pagos. ¿Porqué no revisan en pesos, cuánto le han pagado al INFONAVIT y cuánto fue lo que les prestaron originalmente a todos los usuarios?, encontrarán a quien ya pagó dos o más veces la cantidad que le prestarony que siguen debiendo lo mismo que se le prestó (o más). Un programa verdaderamente justo sería eso, admitir que independientemente de la edad y los años con el crédito, cuánto se prestó, cuánto se ha pagado y cuánto se sigue debiendo.

Parte del discurso desde el gobierno es que el aumento del salario no te aumentará la mensualidad de tu casa, y en efecto, pero ese discurso no aclara que sí aumenta es el número de años de la deuda, los propios empleados del INFONAVIT en las ventanillas de aclaraciones y pagos te dicen que “eso es política” que la realidad es otra.

Cuando haya una real justicia del INFONAVIT hacia sus usuarios, seré la primera en aplaudirlo, gritarlo y celebrarlo. Hasta hoy, es inaudita tanta hipocresía.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

"Oserí", es una palabra en idioma rarámuri que significa: Escrito. ------Chihuahua, México -2019 Editor responsable: Francisco Xavier Ortiz
Perspectivas: