Cruce masivo de migrantes por Ciudad Juárez desata nueva crisis en El Paso

Por Verónica Martínez | La Verdad

Ciudad Juárez– Con hijos, solos o en familia, más de 7 mil personas migrantes se internaron por este frontera a Estados Unidos durante el fin de semana, aunque cientos más se mantuvieron este lunes en fila a la espera de entregarse a los agentes de la Patrulla Fronteriza en El Paso, Texas.

La oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés), dio a conocer que durante el fin de semana registró un aumento en los cruces ilegales por el sector de El Paso, donde las autoridades de migración procesaron un promedio de 2 mil 460 personas por día.

Los agentes de la Patrulla Fronteriza asignados a la estación de El Paso se encontraron con múltiples grupos de personas que ingresaron ilegalmente a los Estados Unidos, se indicó. Tan solo la noche del 11 de diciembre de 2022, de las 16:00 a 20:00 horas, más de mil migrantes arribaron cerca del área fronteriza del centro de El Paso, en la orilla norte del Río Bravo en el área del Puente Ferroviario Oeste, informó CBP.

La mayoría de los procesados eran de Nicaragua, Honduras, Guatemala y República Dominicana. 

Todos los migrantes están siendo evaluados para determinar la disposición del procesamiento, informaron las autoridades estadounidense. La situación desató una nueva crisis humanitaria en El Paso, Texas, donde los centros de retención están saturados y los albergues están abrumados por la cantidad de personas que requieren un espacio para pasar la noche.Cruce masivo de migrantes la mañana de este 12 de diciembre. Video: Blanca Carmona / La Verdad

Los migrantes se mantuvieron este lunes en una fila, que se extendió de la calle Cobre hasta el puente internacional Paso del Norte, donde pernoctaron a orillas del Río Bravo, acurrucados en cobijas o empalmados de varios cambios de ropa, para protegerse del frio que descendió hasta casi los cero grados centígrados durante la madrugada,  mientras autoridades de la Patrulla Fronteriza procesó a cerca de 100 personas por hora durante la noche del domingo.

El repunte en el flujo de migrantes en la frontera se comenzó a registrar desde hace una semana, principalmente de de personas migrantes de Nicaragua México, Ecuador, Colombia y Venezuela, de acuerdo con datos oficiales. Este aumento es inusual para este temporada del año que tradicionalmente tiende a disminuir.

“Desde que inició diciembre, El Sector de El Paso ha seguido viendo un elevado número de encuentros con migrantes con un promedio de encuentros mayor al de 2 mil 150 migrantes en todo el sector” se informó por CBP.

En los doce días que han transcurrido en diciembre da un total de 25 mil 800 encuentros. En octubre de este año CBP registró un total de 53 mil 284 encuentros.

Estas cifras ya superan los encuentros del Sector del Valle del Rio Grande que históricamente ha registrado la mayor cantidad de encuentros. Durante el mes de octubre, el Valle del Río Grande registró un total de 28 mil 279 encuentros.

La alza en el flujo de migrantes es impulsado por la llegada masiva de migrantes, que se movilizan en caravana, lo que otras personas extranjeras han aprovechado para sumarse e ingresar con ellos a Estados Unidos. Tal es el caso de alrededor de 20 hombres que dejaron del albergue La Esperanza que en su mayoría recién llegaron a la frontera y no se han entregado a autoridades migratorias, dijo el pastor y director del albergue, Victor Hugo Sánchez.

“Creo que piensan ellos que existe ahorita la facilidad de irse a entregar y ser procesados allá, pero no es el caso”, dijo Sánchez. “Muchos van motivados por la multitud pero uno les recomienda que lo piensen bien”.

La oficina de CBP ha informado que los migrantes pasarán por el procesamiento necesario para evaluar sus casos, pero la autoridad también continúa expulsando a personas bajo la autoridad del Título 42, es decir regresados a México. Aquellos que no puedan ser expulsados serán procesados bajo el Título 8, ley migratoria de Estados Unidos que indica que aquellos sin una base legal para permanecer en el país serán deportados a su país.

Cifras del Consejo Estatal de Población muestran que de agosto a diciembre de este año se han atendido a un total de 11 mil 619 personas en movilidad en el Centro de Atención Integral para Migrantes. La autoridad estatal atendió a un total de 5 mil 543 personas en el periodo de enero a marzo.

LIBERACIONES PROVISIONALES EN EL PASO Y FLUJOS CAMBIANTES EN JUÁREZ

Desde la primer semana de diciembre la movilidad de personas por la ciudad se hizo notar por esta frontera y muchos han llegado a solicitar servicios en las oficinas del Ministerio de Movilidad Humana, dijo la coordinadora Cristina Coronado.

“Aumentó mucho la gente que llegaba a almorzar”, dijo Coronado. “Lo que vimos fue mucha gente con mochilas y al preguntarles nos enteramos que venían directo de la central (de autobuses)”.

Migrantes arriban al albergue en el gimnasio Kiki Romero. Fotografía: Verónica Martínez / La Verdad

Entre la misma comunidad se difunde información de dónde pueden encontrar servicios de alimentación, descanso y orientación. Coronado comentó que además de las personas de la caravana de migrantes que llegó este fin de semana también hay un flujo muy significativo de centroamericanos que llega poco a poco.

Muchas de las personas Venezolanas que continúan en la ciudad han solicitado información sobre excepciones al Título 42 y procesos para solicitar permisos que les permitan trabajar en México, dijo Coronado, pero ya pocos intentan entregarse a las autoridades migratorias de Estados Unidos.

Lo que notan los voluntarios de la Oficina de Movilidad Humana es que se ha vuelto a presentar un incremente en personas de Centroamérica que recién llegan a la ciudad y que son impulsado por rumores de la posible interrupción del Título 42, lo cual espera ocurra el 21 de diciembre, pero aún hay confusión sobre el cambio en la política migratoria que aplicará el gobierno de Joe Biden.

En otros albergues de Ciudad Juárez manejados por grupos religiosos o sociedad civil, como El Buen Samaritano, las personas migrantes no han optado por entregarse a las autoridades de la Patrulla Fronteriza pues la mayoría de ellos ya cuenta con un proceso de espera para recibir excepciones al Título 42, en el que han sido apoyados por organizaciones como Las Américas y el Consejo Estatal de Población.

“El tiempo de espera para poder tener una cita con CBP habían sido de dos a tres meses. Las personas que han estado llegando en los últimos meses salen relativamente rápido” dijo Juan Fierro, director de El Buen Damaritano. Aunque dice que esas esperas han disminuido a tres semanas.

El pastor y director del albergue agregó que el flujo que pasa por el albergue es de constantes entradas y salidas y actualmente cuentan con espacio para 25 personas. Por esta misma movilidad constante, Fierro no sabe por cuánto tiempo tendrán disponibilidad.

En la ciudad de El Paso, autoridades de CBP continuan liberando provisionalmente a personas que califican para posible asilo humanitario. Entre el 4 de noviembre y este fin de semana la autoridad ha liberado de los centros de detención a más de 3 mil individuos. Tan solo este fin de semana, 984 personas fueron liberadas a la comunidad para mitigar la capacidad del centro de detención de El Paso.

“La ciudad y el condado de El Paso y organizaciones no gubernamentales locales han apoyado en los esfuerzos para desaturar los centros de detención por este flujo significativo de migrantes”, informó CBP agregando que también otros sectores han asistido en estos esfuerzos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *