Press "Enter" to skip to content

Chihuahua: el arribo de un gobierno ultraconservador

Por Horacio Almanza Alcalde*

Al PRI la Comisión Estatal para los Pueblos Indígenas, Desarrollo Rural y el Instituto Chihuahuense de la Cultura Física y Deporte.

Al PRD la Sub-Secretaría de la Coordinación General de Gabinete.

El Instituto Chihuahuense de la Mujer en manos de una ultraconservadora que ya mandó despedir a todo su personal, y a Desarrollo Social, un ebrio que dejó gravemente heridos a tres jóvenes.

Contra la ley, sólo una cuarta parte del gabinete son mujeres. 

A COEPI va el asesor de Omar Bazán despojador estrella de comunidades indígenas, talabosques y mafioso prestanombres de Manlio Fabio Beltrones.

El resto del gabinete viene casi en su totalidad del círculo cercano y parroquial del gobierno municipal.

Mientras se anuncian estas llegadas, la prensa vendida de Chihuahua se deshace en elogios hacia su nueva patrocinadora, y emprende una enfermiza campaña de linchamiento nunca vista hacia el gobernador saliente Javier Corral por haberse negado a entregar las altas sumas de dinero a que estaban acostumbrados estos mercenarios del capital.

Se tengan simpatías o no hacia él, la ciudadanía de Chihuahua tenemos el deber de rechazar la adicción de estos medios de comunicación al dinero público que les convierte en servidores de los peores intereses y traidores al interés común y a la ética periodística.

Esta es la primera vez en la historia moderna de Chihuahua que un proyecto ultraconservador toma el poder y esta vez lo hace de la mano del proyecto corrupto priísta y perredista pues tienen mucho por taparse.

Esto es lo que pasa cuando las personas votantes dejan explotar su ignorancia y manipular sus bajos instintos del temor, a través del viejo truco del fantasma del comunismo. 

La estancia de estas personas en el poder tendrá un profundo efecto nocivo sobre grandes sectores de la sociedad y pasarán muchos años antes de borrar su huella depredadora. Pero eso no se verá, porque los medios vendidos se encargarán de guardar las apariencias. Si lograron desplomar la popularidad de Corral hasta lo más bajo denigrándolo como nunca se atrevieron con Duarte, no veo por que no puedan hacer lo contrario con María Antonieta, perdón, con María Eugenia.

¿Se tragará de nuevo el cuento el electorado de Chihuahua?


*Investigador y promotor social. Antropólogo adscrito al INAH.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Oserí. Chihuahua, México 2021
Perspectivas: