Vísperas

Por Francisco Ortiz Pinchetti

No han sido precisamente halagüeñas las vísperas de la jornada electoral del próximo domingo, cuando se elegirán gobernadores en seis estados del país. Amén de la guerra de las encuestas, usual ya, la semana previa a los comicios ha sido abundante en noticias preocupantes, incluidas estadísticas, previsiones, filtraciones y declaraciones.

Destacan por supuesto las cifras oficiales sobre la inseguridad y la violencia. Según la estadística preliminar, mayo fue el mes más sangriento de este año: se registraron dos mil 472 asesinatos en México. Un promedio por día de 79.7 muertes violentas. Los números indican que en el último mes hubo un repunte de 16 por ciento en los homicidios dolosos, pues en abril se reportaron 2,131 muertes violentas.

También se difundió que desde que inició la actual administración, en diciembre de 2018, y hasta febrero de 2022, en México se han registrado más de 110 mil homicidios dolosos y más de tres mil 100 feminicidios. Los crímenes registran un incremento de más de 40 por ciento con relación al mismo periodo del gobierno de Enrique Peña Nieto, en el que hubo un total de 123 mil homicidios dolosos pero en los seis años de su administración (2012-2018).

El empeño –sin duda con motivaciones electoreras— de las autoridades federales y de Ciudad de México no sólo de dar por terminada la pandemia de Covid-19 sino hacer de ella una lejana referencia del pasado, se estrelló con la realidad: durante las últimas tres semanas el número de contagios, que se había mantenido a la baja, se ha incrementado.

En la tercera de esas semanas los casos se duplicaron con respecto a la anterior, lo que fue motivo de alarma para la Organización Panamericana de la Salud (OPS). En México, advirtió Ciro Ugarte, director de Emergencias en Salud de la Organización, se observa un repunte de casos por tercera semana consecutiva y se registraron 12 mil nuevos casos en comparación con cinco mil 200 reportados la semana previa.

El experto de la OPS cuestionó el abandono de las medidas de precaución frente alentado por las autoridades. “Hemos observado que cuando se relajan esas medidas aparecen nuevas oportunidades (de contagio) y lo que llamamos olas… incrementos de casos”, advirtió.

Y a propósito de salud: casi 27 meses después de que el Presidente Andrés Manuel López Obrador prometiera para México un sistema de salud similar a los de Dinamarca o Canadá, un estudio internacional revela que nuestro país se encuentra entre las cinco naciones con peor atención médica, según evaluación de los propios pacientes. De acuerdo con el Global Health Service Monitor para el año 2021 los países con peor sistema de salud en el mundo son Colombia, México, Chile, Perú y Polonia, en orden descendente.

Otra: Los resultados de la edición 2021-2022 del Índice de Estado de Derecho en México 2021-2022, elaborado por World Justice Project, muestran un deterioro en materia de Estado de Derecho en gran parte de las entidades del país, así como un evidente estancamiento en los niveles de Ausencia de Corrupción.

El Índice, basado en las opiniones de 12 mil 800 personas encuestadas de todo el país y más de dos mil 100 especialistas, revela que fueron más los estados que mostraron retrocesos que aquellos que presentaron avances, lo que contrasta con los patrones observados en las ediciones anteriores. Los estados mejor calificados, con los puntajes más altos, fueron Querétaro (0.49), Yucatán (0.47) y Guanajuato (0.46), los tres por cierto gobernados por el PAN. Por el contrario, los estados con los puntajes más bajos fueron Quintana Roo (0.36), Morelos (0.35) y Guerrero (0.34), el primero de ellos con gobierno de PRD-PAN y los otros dos de Morena. “Los puntajes de esta edición continúan mostrando un estancamiento, e incluso un deterioro, en materia de Estado de Derecho en los distintos estados del país”, concluyen los especialistas.

Estos resultados, establece el estudio, se explican fundamentalmente por tres tendencias: el debilitamiento de los contrapesos institucionales a los gobiernos estatales y una contracción del espacio cívico, el deterioro en los sistemas de justicia penal y finalmente la falta de avances en materia de anticorrupción.

No nos fue mejor en la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental publicados por el Inegi el pasado 25 de mayo. Pese a ser su erradicación uno de los principales blasones del actual gobierno, los resultados demuestran que 86 de cada 100 mexicanos consideraron frecuentes los actos de corrupción en las instituciones gubernamentales de nuestro país.

El muestreo, referido al año 2021, indica asimismo que el 14.7 por ciento de los mexicanos que realizó trámites, pagos, solicitudes de servicios, o bien, tuvo contacto con algún servidor público, experimentó actos de corrupción. A nivel nacional, los costos de incurrir en actos de corrupción se estiman en nueve mil 500 millones de pesos, lo que equivale a tres mil 44 pesos en promedio por persona.

La única buena de la semana, aunque tardía, fue la determinación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de anular el recorte al presupuesto solicitado por el Instituto Nacional Electoral (INE) para 2022, pues la Cámara de Diputados no dio ninguna explicación para imponerlo. El fallo, asumido por unanimidad, pone en evidencia la ilegalidad de la medida, ordenada obviamente desde Palacio Nacional, encaminada más a golpear y dañar la credibilidad del INE ante la absurda consulta para la Revocación del Mandato que a razones de austeridad.

A final de cuentas el INE salió fortalecido al sacar el proceso, pese a todo, de manera impecable. Y ahora la SCJN repara una aberración inconstitucional al ordenar a la Cámara de Diputados la restitución de cuatro mil 913 millones recortados al órgano electoral o sustentar y probar los motivos de su decisión.

Y el remate: el Banco de México recortó su estimación de crecimiento económico para este año, de un rango de 1.6-3.2 por ciento a 1.6-2.8 por ciento. La institución mantuvo en cambio su pronóstico para la inflación en un nivel de 6.4 por ciento para el cierre del año, a pesar del acuerdo entre gobierno y organismos empresariales para evitar el aumento de precios en productos básicos.

Así estuvieron las vísperas electorales, que iniciaron por cierto con la agresión el fin de semana a un grupo de periodistas que seguían las actividades presidenciales, en un narco retén de la sierra de Sinaloa, cerquita de la tierra del Chapo. Toca esperar tranquilos el desarrollo de la jornada electoral en Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Tamaulipas, Quintana Roo. Al cabo que en este país no pasa nada. Válgame.

DE LA LIBRE-TA

EN BLANDITO. Con la extradición ya ejecutada del ex gobernador de Chihuahua, Javier Duarte Jáquez, se cumple por fin la promesa central del ex mandatario Javier Corral Jurado. Lo muy malo para la Justicia -aunque muuuy bueno para él– es que ahora el inculpado de asociación delictuosa y peculado por 96.6 millones de pesos, que involucra al PRI nacional, regresa a tierra amiga… hoy gobernada por la panista Maru Campos Galván.

@fopinchetti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *