Press "Enter" to skip to content

¡Reforma indígena Ya!

Por Edmundo del Pozo/ AN

Este 9 de agosto, en el marco de la celebración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, la Alianza por la Libre Determinación y la Autonomía (ALDEA)[1], hizo un llamado enérgico al Estado mexicano, a través del Presidente López Obrador, para avanzar resueltamente en impulsar la Reforma Constitucional a la cual se comprometió pero que a medio sexenio sigue aún sin concretarse.[2]

La ALDEA resaltó que “avanzar la Reforma implica saldar una deuda histórica para hacer cumplir los acuerdos de San Andrés Larraizar y dar paso a una relación de respeto e igualdad entre los pueblos y el Estado. Resulta inadmisible que hasta hoy la condición de “Nación Pluricultural” siga siendo una promesa vacía de la Constitución, mientras que las corporaciones y los malos gobiernos han impulsado políticas neoliberales a espaldas de los pueblos, que han traído violencia y despojo en nuestros territorios (…). Ejemplos de ello han sido la Reforma Energética, la Ley Minera y la Ley de Aguas Nacionales”.

Manifestaron, que a pesar de que los pueblos han seguido dando una lucha histórica por hacer prevalecer el ejercicio de su libre determinación y autonomía en los hechos, “vemos como nuestras formas de gobierno, los sistemas normativos y la integridad de nuestros territorios y bienes comunes, siguen siendo amenazados y violentados”. Para la Alianza el riesgo ya no está sólo en los proyectos de muerte, sino que ahora incluye a redes de criminalidad y corrupción en complicidad con gobiernos, cacicazgos locales y actores empresariales. Estos fenómenos continúan provocando agresiones en las comunidades y ataques contra personas defensoras del territorio, viviéndose una espiral de violencia sin precedentes que deja clara la falta de garantías por parte del Estado mexicano”, haciendo énfasis en que, tan solo en este último año la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) reportó el homicidio de 12 defensores, entre los cuáles también condenaron la pérdida de hermanos de la Tribu Yaqui y de otras comunidades.[3]

Para atender este conjunto de violencias y de injusticias acumuladas, la ALDEA considera la Reforma como un paso clave, “ya que busca fortalecer el autogobierno indígena; el control de nuestros territorios y bienes comunes y la aplicación de los sistemas propios de seguridad y justicia. Asimismo, busca romper con el tutelaje colonial del Estado para ser reconocidos como sujetos plenos de derecho público con capacidad de darle toda la fuerza jurídica a las decisiones comunitarias y a contar y disponer de presupuestos propios”.

Es por ello que, en este día de celebración y de lucha de los pueblos, han reiterado su llamado al Presidente de la República, al Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI) y al Congreso de la Unión, para que la Reforma Constitucional de Derechos de Pueblos Indígenas sea presentada a comienzos de la siguiente legislatura; se establezca como un tema prioritario de la Agenda Legislativa y se avance de forma resuelta en su aprobación durante este período.

También exhortaron a que la Reforma preserve el espíritu de los Acuerdos de San Andrés, se alinee con los principales instrumentos, como el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, así como con los aportes ya realizados por pueblos, comunidades y autoridades indígenas de diferentes estados del país durante el proceso previo de construcción de la propuesta, encabezada por el INPI.

* Edmundo del Pozo es coordinador del programa de Territorio, Derechos y Desarrollo de @FundarMexico

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Oserí. Chihuahua, México 2021
Perspectivas: