Press "Enter" to skip to content

Protesta rarámuri a 11 años del asesinato del activista Ernesto Rábago

Por Óscar Rosales / Fotografías: Raúl Fernando Pérez/ Raichali

Chihuahua.- Integrantes de la Asociación Civil Bowerasa junto con miembros de las comunidades de Bakéachi, del municipio de Carichí, se manifestaron este lunes en la Cruz de Clavos, frente al Palacio de Gobierno, para exigir justicia por el asesinato del activista y abogado Ernesto Rábago, tras 11 años en los que ninguna autoridad ha podido dar con los autores materiales e intelectuales del crimen.

“A Ernesto lo mataron porque nos dedicamos a defender a la comunidad indígena de Bakeachí, a recuperar su territorio”, expresó Estela Ángeles Mondragón, abogada y compañera del activista.

A través de danzas y otros elementos ceremoniales típicos de su comunidad, tales como palo Brasil, palo santo y maguey, los miembros del pueblo indígena también rindieron homenaje al abogado que durante muchos años lucho por la recuperación de su territorio que era utilizado por ganaderos mestizos.

Debido a esta lucha, el activista había sido amenazado en diversas ocasiones.

En marzo del 2009, su despacho en la capital había sido incendiado con bombas molotov. En 2010, su hija había sido víctima de intento de homicidio. Tan solo unos días después, el 1 de marzo, Ernesto fue asesinado en su oficina, a unas cuadras del Palacio de Gobierno.

“La misma pistola con la que intentaron matar a mi hija, mataron a Ernesto”, denunció Estela, quien señala que, hasta la fecha de hoy, la fiscalía tampoco ha dado seguimiento a esa tentativa de homicidio.

“Persiste la negligencia con la que actuado la fiscalía en el caso de Ernesto pese a haberles entregado todo en su tiempo, todos los elementos necesarios para dar con los autores”, sentenció.

Mondragón continúa en la lucha, pese a que en 2019 hubo una campaña de desprestigio contra ella, con publicaciones de medios locales y denuncias con fundamentos falsos que intentaron socavar su activismo en la defensa del territorio indígena.

Durante la protesta se leyó el posicionamiento de Bowerasa, donde señalaron la pasividad con la que han actuado las tres ultimas administraciones de gobierno, ya que, pese a los compromisos realizados, no hay ninguna señal de que haya avances significativos en la investigación.

Aunado a eso, la contingencia por COVID-19 no ha beneficiado el proceso ya que se ha utilizado como pretexto para alargar más la inacción gubernamental. “¿Dónde esta la justicia?, ¿quién se la llevó?, ¿quién la tiene?, ¿quién la secuestró?, ¿para quién es?”, cuestionaron en su comunicado.

El acto de exigencia finalizó pacíficamente y dejó en claro que la búsqueda constante de justicia para Ernesto, es una causa que no cesará hasta que se esclarezca el caso y caiga todo el peso de la ley sobre los responsables.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Oserí. Chihuahua, México 2021
Perspectivas: